martes, mayo 17, 2011


Anímense: Sean un hombre cómo-hay-que-ser, uno de esos que maneja con igual pasmosa soltura la llave inglesa y la pashmina, un macho machote que en su fuero interno sea aún el eterno adolescente y en realidad debajo sea una tierna mujer que no se atreve a salir a la superficie, cojan esos roles y pónganselos sobre los huesillos en un intento de olvidar que como animal humano, lo que somos es una bomba H en potencia.

3 comentarios:

Diego B. dijo...

Hay que ser un todo en uno.
Por cierto, comprendo al pajarillo y lo de las ruedas :)

Porny dijo...

Mucho pides tú, eh!? XD

bioskop dijo...

Porny, que no es lo que yo pido, que es lo que os pide el Cosmopolitan, señores con trancas a lo Rocco Sigfredi que se emociones viendo "Los puentes de Madison" mientras arreglan instalaciones eléctricas...
Diego, es que las ruedecicas marcan... Oye, que fino lo de "La ironía" explicado por tu gata. Se lo he puesto a la mía para ver si se queda con algo pero prefiere morderme los cables de la wacom.