lunes, diciembre 15, 2008


Con ustedes, dos de mis engendros textiles que se subieron a la mesa del piscolabis, zapatearon, hicieron gárgaras con el caldo de las aceitunas y aprovecharon para publicitar a los organizadores del evento y la tienda de Álvaro.